Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

EL PESO DE LAS AUSENCIAS

Peña La Unión perdía por un gol a cuatro ante el conjunto vasco de Laskoraín

Se esperaba mucho de este encuentro en el polideportivo municipal de Calatayud en un partido que en principio enfrentaba a dos conjuntos que tienen como único objetivo el mantener la categoría, eso sí, a estas alturas de la temporada mucho más necesitado el conjunto bilbilitano que el vasco. Como es habitual, los aficionados de Calatayud respondieron al interés del encuentro llenando las gradas de la pista bilbilitana. Una vez más, respuesta sobresaliente de los aficionados que eso si, necesitan que el equipo transmita las sensaciones perdidas de la pasada temporada en la que se conseguía mantener la Segunda “B” del fútbol sala español.

Que La Unión no está para mucho en lo que llevamos de campaña es una auténtica realidad, tan firme la aseveración como que los chavales ofrecen todo lo que pueden, aunque de momento no es suficiente. El esfuerzo y las ganas son evidentes, tan evidentes como errores individuales que condicionaron éste y otros partidos. A todo esto hay que sumar ausencias tan importantes para este equipo como los casos de Alvaro Martínez, Rausell o Peque. Tres jugadores que fueron muy determinante en la pasada campaña y que por distintos motivos no estuvieron en la pista el sábado pasado.

La Unión saltó a la pista queriendo sentirse protagonista del partido. A diferencia de otros encuentros los bilbilitanos adelantaron su defensa y los dos conjuntos mostraron en el tramo inicial del partido imprecisiones y algunos errores. Tras el arreón inicial de los de Calatayud el juego se fue igualando aunque, la verdad, sin muchas ocasiones de gol ni para unos ni para otros.

Los vascos realizaban muchas rotaciones en los jugadores en pista y La Unión se mostraba con muchas carencias para enlazar su juego ofensivo. Las ganas y la búsqueda del uno contra uno de Keko y pare usted de contar. Se notaba y mucho, la frescura y el desparpajo de algunos de los ausentes.

En el minuto 13 llegaba el que fue el único tanto del partido en la primera mitad. Se adelantaba el conjunto vasco tras un error defensivo del conjunto bilbilitano.

Tras el descanso el equipo de Calatayud volvió a saltar a la pista con ganas y un esfuerzo encomiable del que no se puede dudar incluso durante los primeros minutos con más criterio que los vascos, como en el minuto nueve de este segundo tiempo en el que el balón se estrellaba con el poste de la meta visitante en dos ocasiones seguidas, y es que cuando uno se encuentra en esta situación ni la suerte es una aliada. A pesar de todo el equipo seguía apretando con la intención de revertir la situación y tuvo el premio merecido en el minuto 32, con gol de Ballarín a pase de Keko. Empate a uno y de nuevo esperanzas para ganar los tres puntos. Pero ocurrió lo que nadie esperaba, y es que al perro flaco todo son pulgas y en el mismo minuto y tras una falta de concentración a la hora de defender un saque de esquina el conjunto de Laskorain volvía a ponerse por delante en el marcador. Otro error defensivo y otro tanto en contra. Después llegaría en el minuto 35 el uno a tres que ponía las cosas casi imposibles y en el minuto 39 y jugando con portero-jugador el uno a cuatro con el que finalmente acabó el encuentro.

 

 

Ausencias que tienen mucho peso

La realidad de esta categoría es que los conjuntos que forman parte de ella han subido su nivel respecto a la temporada anterior, y que nosotros no lo hemos subido y posiblemente incluso estemos algún punto por debajo del año pasado. Esa es la realidad. Por unos motivos o por otros las incorporaciones no están ofreciendo hasta la fecha lo que se esperaba de ellas a lo que hay que sumar los que no están. Alvaro Martínez, lesionado, se incorporará durante los próximos días pero seguramente tendremos que esperar más tiempo hasta ver su mejor versión. Rausell, se lesionaba esta semana y tampoco estuvo en la pista el sábado pasado mientras que Peque también estuvo viendo el partido desde la grada. Si los dos primeros jugadores son importantes, Peque, representa a la perfección lo que es La Unión, un equipo que nunca se rinde y que siempre trabaja. Es importante tenerlo en la cancha por lo que ofrece en el apartado ofensivo y por lo que trasmite a la grada. Posiblemente con el jugador de La Almunia el equipo gane muchísimo en la parcela ofensiva muy justa el sábado pasado, con un Keko que lo intenta de todas las maneras pero que necesita compañía y con un Ballarín que tampoco parece encontrarse en su mejor momento de forma. En esta tesitura, los tres que faltaban y en especial Peque son tan necesarios como importantes.

 

Liga Nacional Juvenil

En División de honor juvenil Peña La Unión conseguía una valiosísima victoria ante uno de los conjuntos más fuertes de la categoría, Colo Colo. Los bilbilitanos se imponían en un gran partido por cuatro goles a dos y suman tres puntos más en la clasificación que les hace estar en una posición muy desahogada.